39
9 Compartir, 39 puntos

Llegada

Llegué a Bombay el 12 de julio de 2016, recuerdo que la noche anterior no habia podido dormir mucho por culpa de los nervios. La primera sensación al pisar suelo Indio fue la de poder apreciar de primera mano que el mito de que en la India había mucha humedad era totalmente cierto.  Desde el mismo aeropuerto de Bombay cogimos un avión hasta Goa, un estado de la India conocido por su cultura hippie y por ser considerado la cuna de la musica trance. Goa me gustó mucho, selva tropical y oceano Indico se encuentran en perfercta armonía creando un paisaje salvaje y lleno de aventuras.

Anjuna, Goa

Udaipur

Nuestro siguiente destino fue Udaipur, una ciudad relativamente grande y que tiene un gran lago considerado sagrado para la religión hindú. Esta parte de la India se encuentra entre las montañas del Himalaya y la zona costera del Oeste, se considera una región muy religiosa, motivo por el cual se debe ser especialmente cuidadoso cuando se viaja. 

Udaipur, Rajastán

Jaisalmer

Desde Udaipur pasamos por Puskar hasta llegar a Jaisalmer, la ciudad situada más al Oeste del Pais y rodeada por kilometros y kilometros de desierto hasta llegar ni más ni menos que a Pakistán. Recomiendo mucho hacer un tour con camellos y pasar una noche en el desierto contemplando las estrellas). 


La ciudad del desierto, Jaisalmer 

La gran maravilla del mundo

Del desierto pasamos a una gran ciudad, Agra. Aqui se encuentra el Taj Mahal una de las maravillas del mundo (el precio para poder entrar son de unas 1000 rupias, puedes consultar mi otro artículo sobre precios en la India). Desde Agra decidimos ir porfin al norte de la India, que era lo que realmente queriamos ver. 


El mundo real al lado de la maravilla

Leh, tocando los himalayas

La cordillera con las montañas más altas del planeta tierra estaban a escasos kilometros de nosotros, así que cogimos las maletas y despues de dormir una noche en un tren para llegar a Jammu, cogimos un taxi durante 34 horas para llegar, por fin, a la ciudad de Leh. Leh es totalmente distinto al resto de la India, la gente es mucho más tranquila, las calles no están tan abarrotadas, el aire es mucho más fresco y las temperaturas mucho más suaves. Leh realmente enamora, la paz que se respira y la tranquilidad con la que se vive te acaba atrapando y dejando un recuerdo inborrable en tu memoria. Recomiendo activamente realizar un trecking por el Nubra Valley, muchas compañías de turismo montan esta actividad. 


Srinagar, a medio camino de Jammu y Leh. El conflicto bélico entre Pakistán provoca una presencia militar continua en esta zona conocida con el nombre de Kashmir.

Templo Budista en Leh

Montañas del Himalaya

La selva de Vashisht

Desde Leh fuimos a Manali y a Vashisht dos pueblos situados a escasos kilometros y rodeados de bosques con arboles increiblemente altos. Fuimos de Manali a Delhi en bus y desde alli volamos a Bombay para volver a Barcelona. 



Manali, India

¡No te resistas a lo desconocido!

Espero que este relato os sirva para animaros a visitar este increible pais, donde podreis vivir el dia a dia de una cultura y de un pueblo que viven a un ritmo completamente distinto al que estamos acostumbrados en Europa, con unas preocupaciones totalmente distintas a las nuestras y en una sociedad donde las castas marcan toda tu vida. Visita la India, y no te resistas a lo desconocido!

La expedición al completo


¿Te gusta? Compartelo con otros viajeros

39
9 Compartir, 39 puntos
Pere Masramon

Mochilero

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Elige un formato
Artículo
Aquí puedes escribir texto, publicar fotos, videos y demás elementos interactivos.
Lista abierta
Submit your own item and vote up for the best submission
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Imagen
Photo or GIF

¡MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIRLO!

Tu también puedes publicar tus viajes de aventura y compartirlos en esta comunidad viajera.